Raimundo Viejo Viñas

Diputat d'En Comú Podem per Barcelona

  • detención
  • iww
  • 17juni
  • 68
  • Paris68
  • foucault (2)
  • 1968968
  • Dutschke
  • 1971
  • IamaMan (2)
  • Foto Ali Malcom x
  • Black Power Salute at Liberation School
  • blackpower (3)
  • Malcolm X Shown with a Clenched Fist Speaking at a Rally
  • Hoffman Speaks At Rally
  • paz
  • Abbie-Hoffman-1970-460×260
  • stonewall1
  • WUO
  • autonomia
  • negri1
  • potere (2)
  • transición
  • cnt8
  • marinaleda
  • IF
  • precariado
  • 15M (2)
  • self

may

16

[ es ] La legislatura del 15M


15M

El pasado 15M, el gobierno del 99%, cumplió ya su primera legislatura; una legislatura que empezó en las plazas, recorrió las calles, ocupó hospitales y universidades, resonó en las capitales de medio mundo, donde desperdigadx habita ya una generación en el exilio de la precariedad. El 15M sentenció el bipartidismo mucho antes de que existiesen Podemos, BComú, Ahora Madrid, Marea Atlántica, etc. Antes ya, el 15M mutó en mareas, PAH, Gamonal, etc., y buscó salidas a los posibles escenarios impuestos por las políticas de austeridad. Como acontecimiento que fue, todavía hoy, una legislatura más tarde (la suya propia, no la del gobierno representativo), sigue marcando el cambio de agenda

Y es que en el 15M también estaba esta potencia de interferencia en la maquinaria legislativa que se articula a pasos agigantados. El cortocircuito de la lógica electoral era algo inevitable ante la falta de diálogo desde el Régimen del 78 (R78, como le suelo leer a Germán Cano). Su cierre completo tras el 20N en una tentativa, acaso ya frustrada, por tensar hasta rompernos en su lógica acción/represión y en nuestras identidades reformistas/rupturistas, se vio imposibilitado claramente por el manifiesto Mover Ficha que provocaba el inicio de una mutación de la agencia política sin procedentes: notables como Pablo Iglesias, Ada Colau, etc.; partidos como CUP, IA, ICV, etc; movimientos como el feminista, las mareas, etc, se recombinaban en una voluntad de ruptura constituyente que hoy ha dado ya sus primeros pasos.

Sería un error, con todo, considerar la situación del R78 como de liquidación definitiva. El envite de Podemos contra el bipartidismo suscitó su rearticulación con una triple estrategia: (1) el afianzamiento de su mando en la mayoría absolut(ist)a del PP, (2) la regeneración bipartidista con Pedro Sánchez, el “Ken” de Barbie PSOE; y (3) el recambio lampedusiano del “hombre sin atributos” (Musil) en su versión posmoderna, Albert Rivera. El gran intelectual del R78, El País, marca justamente los enmarcamientos discursivos necesarios a la recomposición de un nuevo bloque en el que se sabe ya que no habrá atajos y la partida se jugará a todos los niveles: municipal, autonómico, estatal e incluso europeo. No podía ser de otro modo dados los cambios contextuales en Europa: la victoria de Syriza marcó un punto de inflexión como otrora la revuelta helénica de 2008 modificó la tendencia a la baja de la ola de movilizaciones europea.

Nos queda ya solo una semana de campaña, las encuestas son menos fiables que nunca y lxs indecisxs han aumentado a cuotas que solo muestran lo volátil de la situación. En este punto todos los esfuerzos serán pocos. Y lo que es más importante: el 25M no tendremos un final feliz, sino el comienzo trepidante de una nueva etapa. El R78 se verá cuestionado en mayor o menor medida, pero no podrá evitar el cuestionamiento de algo que hasta hace un año era una evidencia: la fortaleza inexpugnable del bipartidismo. Y todo esto, se quiera que no, empezó el 15M.

It's only fair to share...Share on RedditTweet about this on TwitterShare on VKShare on FacebookEmail this to someone

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>